Utrera
Hermandad de Consolación

HERMANDADES: GERENA | SEVILLA | UTRERA

PONTIFICIA, REAL E ILUSTRE HERMANDAD DE NTRA. SRA. DE CONSOLACIÓN CORONADA (Consolación)

 

Reseña Histórica

La fundación de la Hermandad debió ser, por lo que se da a entender, muy anterior. Posiblemente entre los siglos XVI y XVII, aunque tuviera su mayor importancia y apogeo en el XVIII.

En este último siglo ya existían Hermandades con el nombre de Consolación de Utrera en otros lugares. No solamente en Andalucía, sino que también se conservan datos do una en Portugal y, cuando menos, tres en América.

Dichas Hermandades (menos las de América, naturalmente), venían en peregrinación cada ocho de septiembre y eran recibidas a las puertas del santuario por la de Utrera, organizándose seguidamente la procesión.

Los frailes mínimos, entonces residentes en el convento colindante, bajaban a la Virgen del altar mayor y la entrega­ban a la Hermandad matriz. Esta se la cedía primero a la de Campillo, que tenía tal privilegio por ser la más antigua. La de Campillo la pasaba a la de Osuna y así se la iban dejando las unas a las otras, llevándola cada una de ellas el tramo que previamente se les había señalado.
Entre las Hermandades de las que se conservan noticias están, aparte las ya mencionadas, las de Ecija, Alcalá de Guadaira, El Arahal, Morón, El Coronil, Coria, Hinojos, Gines, Mairena del Alcor, Los Palacios, Castilleja de la Cuesta, Fuentes de Andalucía, Castilleja del Campo, Dos Hermanas, La Puebla de Cazalla, Paradas, Los Molares, La Rinconada, Albaida, Olivares, Chucena, Paterna del Campo, Escacena, Camas, Gelves, La Algaba, Alcalá del Alameda y Mairena del Aljarafe entre otras.

Datos estos recogidos de la historia de la Virgen escrita en 1.917 por el beneficiado de la Santa Iglesia Catedral don Juan Cabello y Castilla, quien (aparte de investigar en numerosos documentos) se basó en historiadores tan autori­zados como Román Meléndez, Rodrigo Caro y Juan de Malhara.

A la imagen de la Virgen (que según el profesor Hernández Díaz parece ser del siglo XIV se le atribuye su primer milagro en 1.507, poco antes de llegar a Utrera, hasta donde la trajo una devota desde Sevilla. Esta la entregó a una hija suya llamada Marina Ruiz, que la tuvo muchos años en el hoy desaparecido convento de la Antigua.

Pero su primer milagro famoso no ocurrió hasta 1.560.

El ermitaño que la cuidaba, Antonio de Santa María, viene al pueblo a pedir aceite para la lámpara, sin que nadie, por ser aquel un año de escasez, se lo diera. Vuelto  a la ermita en compañía del hortelano Juan de Orea, se acostó lleno de desaliento. Todavía no había cogido del todo el sueño y, de pronto, se despertó sobresaltado al observar que, en la habitación contigua, donde estaba la Virgen, había una luz brillante. Muy grande fue su asombro cuando, al entrar en ella, vio que la lámpara estaba rebosando aceite

Así estuvo durante días y semanas. La noticia corrió como la pólvora, a causa de lo cual comenzó a cimentarse la fama de la Virgen.

Por aquel entonces Sevilla era prácticamente la capital del mundo. Conocido éste y otros milagros atribuidos a la Señora, su popularidad se extendió de tal manera que traspasó incluso el Atlántico, siendo invocada muy especial­mente por la gente de la mar que hacía la travesía da las Indias de Occidente. De tal forma que ésta la tenía por su mediadora.

En el Archivo de Indias - recoge el cronista oficial de la ciudad de Utrera don Manuel Morales Alvarez- existen datos de hasta ocho navíos con el nombre de Nuestra Señora de Consolación.

Producto de esta devoción marinera son los exvotos de barcos de los que todavía conserva varios. Y es curioso. Uno de estos exvotos se guarda en el Museo Naval de Madrid, sin que nadie pueda explicarse como llegó hasta allí.

La Virgen lleva, desde hace siglos, un galeón en su mano derecha. Lo que ha hecho que muchos -entre ellos sus grandes devotos utreranos Serafín y Joaquín Alvarez Quintero- la conozcan por “La del barquito en la Mano". Fueron, numerosos sus milagros y se contaron por millares sus entusiastas. Tanto fervor se tradujo en centenares de exvotos, muchos de los cuales todavía se conservan en su santuario. La fama de la Virgen cristalizó en el cantar del pueblo. A pocas imágenes de aquella época se le sacaron tantos y tantos cantares como a la de Consolación. Quizás el más famoso de todos, que cita Gustavo Adolfo Bécquer en "La Venta de los Gatos" y que sirvió de inspiración a Julio Romero de Torres para pintar su primer cuadro,

"Mira que bonita era.
Se parecía a la Virgen
de Consolación de Utrera".

Tan grande llegó a ser su legión de cronistas de la época, en los alrededores de Consolación llegaron a juntarse en la romería más de treinta mil personas, a pesar de los primitivos medios de trasportes que existías entonces y cuando España no tenía más allá de seis o siete millones de habitantes.

Tanta devoción, tanta popularidad, conocen la decadencia a causa de los abusos que trae la exagerada aglomeración en la famosa romería. Romería en la que, con los devotos de buena fe, se mezclan maleantes de todo tipo y se cometen excesos que alarman a los frailes mínimos. De tal manera que lo denuncian al Supremo Consejo de Castilla y éste toma cartas en el asunto, originándose en 1.770 unos autos curiosísimos que terminan con la suspensión, no solo de la romería, sino incluso prohibiendo que la Virgen se mueva de su altar.
Medida ésta que, agravada más tarde por la invasión de los franceses y  la   exclaustración de 1.835, hace que se inicie una decadencia que  llegó hasta casi mediados del presente siglo.

Con la venida de los Padres Salesianos, que se instalaron en el convento en 1.945, volvió de nuevo a resurgir la devoción, que ya continuó incluso después de dejar estos el santuario en 1.961.

Entonces se hace, cargo del mismo el párroco de Santa María de la Mesa don Miguel Román Castellano y con la Corona­ción Canónica de la Virgen, en 1.964, la devoción aumenta de tal manera que parece haber vuelto a adquirir la grandeza de sus mejores tiempos.

Otro hito en la historia de esta hermandad fue la celebración  en el año 2007 del V Centenario. Este año 2007 ha quedado escrito con letras de oro en la historia de esta devoción. Se cumplieron ese año cinco siglos de la llegada de la imagen a Utrera, según atestigua el eminente poeta y arqueólogo utrerano Rodrigo Caro. Con ese motivo, el Ayuntamiento, junto con la Hermandad de Consolación y el rector del Santuario, pusieron en marcha un extraordinario número de celebraciones festivas, culturales y devocionales que culminaron con la concesión, por parte de S.S. Benedicto XVI, de un Año Jubilar para el Santuario. Durante cerca de dos años, Consolación de Utrera volvió a recobrar parte de su predicamento devocional, y durante ese Año Jubilar, que comenzo el 1 de enero de 2007 y concluyó el 30 de diciembre de ese mismo año, pasaron por Consolación cientos de miles de peregrinos llegados de todo el mundo católico. La organización municipal que organizó el evento civil calcula que la cifra de visitantes se acerco al millón de personas.

Pero lo importante no fue el número sino la intensidad devocional con que la ciudad y el entorno celebraron el acontecimiento religioso, que contó con cientos de celebraciones a lo largo del año, por el que acudieron al Santuario innumerables corporaciones y entidades religiosas e incluso el mismísimo y actual rey de España S.M.  D. Felipe VI, que deslumbro en los cuatros pontificales celebrados en ese ejercicio.

A partir de entonces se ha podido constatar un claro resurgimiento de la devoción a esta Virgen del Barquito.

Ese año quedará grabado para siempre en la retina y la memoria de todos los hijos de Utrera.

La devoción a la Virgen sigue tan viva hasta tal extremo que cada año llegan al santuario cientos de miles de devotos y peregrinos para rezarle. Se organizan peregrinaciones a Utrera desde los más diversos lugares y, actualmente, es raro que durante el día y a cualquier hora no haya varios devotos dentro del templo.

 

SOBRE LOS TÍTULOS DE LA HERMANDAD

El de Pontificia le fue concedido en 1.954 por Su Santidad el Papa Pio XII, con motivo de una peregrinación a Roma, organizada por el Reverendísimo Cardenal don Pedro Segura y Sainz, para asistir al acto de la proclamación de la Realeza de María.
En la iglesia de San Esteban, dentro del mismo Vaticano, el hermano mayor don Federico de la Cuadra Irízar, el mayordo­mo don Juan Moreno Caballero y el rector Rvdo. don José Barea Núñez, recibieron la comunicación del señor Cardenal, en virtud de la cual Su Santidad había concedido a la Hermandad, el título de Pontificia y un distintivo especial para que pudiera ostentarla en todos sus  actos  corporativos y cultos.
Esto ocurrió exactamente el día 1 de noviembre del menciona­do año de 1.954.
En cuanto al título de Real, puede estar explicado en que las primitivas Reglas fueron- aprobadas, como queda ya dicho, por la Reina Isabel II.
Si este argumento no fuera suficiente, dicho título quedó plenamente confirmado el día 30 de octubre de 1.966, cuando estuvo de visita en el santuario el anterior Rey de España don Juan Carlos I, quien fue recibido solemnemente como Hermano Mayor Honorario, de lo que quedó constancia en el libro de la Hermandad con la firma del entonces Príncipe de España.
El día 1 de mayo de 1.964 y por el eminentísimo Cardenal don José María Bueno Monreal, legado de Su Santidad el Papa, fue coronada Canónicamente Nuestra Amantísima Titular. Coronación concedida por Su Santidad el Papa Juan XXIII el día 7 de Julio de 1.963 y que se hizo realidad el día 1 de mayo de 1.964 (ocupaba entonces la silla de Pedro Su Santidad el Papa Pablo VI) en el centro de la ciudad de Utrera y ante una multitud llena de fervor.

 

PATRONAZGO DE LA VIRGEN

Anteriormente fue Patrona de Utrera la imagen de Nuestra
Señora de las Veredas, hoy en la parroquia de Santa María de la Mesa.
El día 22 de marzo de 1.750, cuando la devoción  de la Virgen de  Consolación se extendía por toda la región, debido a sus numerosos milagros, fue nombrada ésta Copatrona.
Y en mayo de 1.808,  el  Cabildo  Municipal  acordó  hacer procesión con dicha Imagen para pedir  por el  triunfo  de España en su lucha con los invasores franceses, y la nombra Patrona.
Últimamente se reconoce  este  Patronato por  la  Iglesia, con el nombramiento litúrgico, cosa que se hace a petición del Rector y la Hermandad con motivo de cumplirse  el  XXV aniversario de su Coronación Canónica.
Para dejar constancia, copiamos íntegramente dicho escrito:

 

CONGREGACIÓN PARA EL CULTO DIVINO Y DISCIPLINA DE LOS SACRAMENTOS

Prot. N. 238/89

El pueblo y los fieles cristianos de la Ciudad de Utrera han profesado siempre, y aun hoy profesan, un culto peculiar y frecuente a la Bienaventurada Virgen María bajo la advoca­ción de "Nuestra Señora de Consolación".
Es por ello que el Excelentísimo Señor Don Carlos Amigo Vallejo, O.F.M., Arzobispo de Sevilla, acogiendo el común deseo, aprobó debidamente la elección de la Bienaventurada Virgen María, venerada bajo dicha advocación, como Patrona de la mencionada Ciudad. Además, en carta de fecha de 14 de febrero de 1.989, ruega fervientemente que la elección y aprobación sean confirmadas conforme a las Normas para la constitución de Patronos, y de conformidad con la Instru­cción sobre los Calendarios particulares y el reconocimiento de los Propios de Oficios y Misas (n. 830).

En consecuencia, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en uso de la facultad que le han sido concedidas por el Sumo Pontífice JUAN PABLO II, atendiendo a lo expuesto, constándole que la elección y aprobación se han realizado conforme a las disposiciones del derecho, accede a las preces, y CONFIRMA a la BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA bajo la advocación de "NUESTRA SEÑORA DE CONSOLACIÓN" como PATRONA ante Dios de la Ciudad de Utrera con los consiguientes derechos y privilegios litúrgicos a tenor de las rúbricas.
Sin que nada obste en contrario.
Dado en la Sede de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el día 7 de marzo de 1.989.

Eduardo Card. Martínez
Prefecto
Virgilio Noé Arzob. Tit. Voncariesnse
Secretario.”

Datos de la Hermandad

Nombre Popular: Hermandad de Consolación
Tipo de Hermadad: De Gloria
Sede Canónica
: Santuario de Consolación
Sede Social: C/  Francisco Marín nº 6, local - 41710 Utrera (Sevilla)
Vicaría: Este
Arciprestazgo: Utrera
Presidente: Telmo Sánchez Reina

Correo Electrónico: hermandadconsolacionutrera@gmail.com

Entrevista al Hermano Mayor

Dejando aparte la singuralidad y devoción a los titulares ¿que nos puedes contar de tu hermandad que la hace peculiar y única?:
A nuestra hermandad la hace peculiar, su titular la Virgen de Consolación de Utrera,  Patrona  y Alcaldesa perpetua de Utrera. Entorno a ella se ha escrito la historia de nuestra ciudad, por tanto nosotros además de fomentar su devoción la cual es universal damos a conocer la historia de nuestra ciudad, por ello nos hace únicos entre las hermandades de nuestra localidad. Es impresionante como cada 8 de septiembre día de su onomástica pasan por delante de ella miles y miles de peregrinos mostrando su gran devoción y amor a ella. Igualmente una peculiaridad de nuestra Hermandad son las peregrinaciones que se realizan durante el año al Santuario para visitar a Nuestra Madre por numerosas hermandades, las cuales son recibidas por la Junta de Gobierno.

 

De las tres columnas que deben sustentar una hermandad, que son Culto, Formación y Caridad cuéntanos un poco que estáis haciendo y vuestros  objetivos:
Cultos: Realizamos todos los primeros domingos de cada mes misa de hermandad en la cual se hace el juramento de los nuevos hermanos.
A finales de abril en los días 28,29 y 30 celebramos un triduo en honor al aniversario de la coronación canónica de nuestra Virgen, el cual se realizó en el año 1964. Durante el triduo se lleva a cabo la presentación a la Virgen de los niños nacidos durante el año y la unción de enfermos. Dicho triduo se  culmina el día 1 de Mayo con el devoto rosario de la aurora que parte desde la Parroquia de Santa María de la Mesa hasta llegar al Santuario, al cual asisten todas las hermandades de la localidad. Por la tarde realizamos la solemne salida procesional de nuestra titular en sus andas procesionales a la cual asisten todas las hermandades con representación, autoridades religiosas, civiles y militares.
Desde el 30 de Agosto al 7 de septiembre realizamos la novena en honor a nuestra titular la Virgen de Consolación, finalizando dichos cultos el día ocho de septiembre con la celebración de la solemne función principal de instituto a la cual asisten representación de todas las hermandades de la localidad, autoridades religiosas, civiles y militares. Desde la madrugada de este día hasta las doce de la noche se reciben a los cientos de miles de peregrinos y devotos  provenientes de todos los lugares. Este mismo día a las 7 de la mañana se realiza el devoto rosario de la aurora al que asisten la representación de todas las hermandades de la localidad. Éste parte desde la Parroquia de Santa María de la Mesa hasta el Santuario.
En el mes de noviembre se realiza misa de difuntos por todos los hermanos fallecidos.

Formación: Como comunidad eclesial, la Hermandad  procura constantemente  facilitar la formación espiritual a sus miembros; promoviendo en ellos todo tipo de actividades que tiendan a la plena realización de la persona humana. En este sentido e independientemente de los actos específicos de culto,  y conjuntamente con el Consejo de Hermandades es frecuente la exposición de la Palabra de Dios mediante retiros, convivencias, charlas formativas, y otros, teniendo en cuenta siempre las indicaciones del Director Espiritual y las de dicho Consejo de Hermandades.

Caridad: De acuerdo con las posibilidades económicas existentes, el fin más importante de nuestra hermandad es  colaborar en las obras de caridad. Para ello toda obra de caridad la realizamos a través de Cáritas de la Parroquia de Santa María de la Mesa a la cual pertenecemos,  ofreciéndoles nuestra ayuda, bien en donaciones directas o bien realizando eventos para dicha acción.

 

¿En qué medida habéis notado la crisis económica que estamos padeciendo y cuales han sido las acciones que habéis emprendido?:
Estos años de crisis económica nos ha afectado bastante, ya que la administración nos ha derivado multitud de casos para solventar necesidades primarias a personas de bajo recurso económico (cortes de luz, alimentos, artículos de primera necesidad, etc..)  También hemos tenido que aplazar varios proyectos como restaurar enseres y la compra de otros, ya que lo hemos tenido que emplear en obras de caridad. Toda obra de caridad se ha realizado bajo la supervisión de Cáritas parroquial de Santa María de la Mesa.

Las acciones que hemos emprendido para paliar esta crisis ha sido incrementar la fila de hermanos. Nos hemos propuesto que en este mandato debemos llegar al menos a un millar de hermanos, de forma que con la cuantía de las cuotas podamos sufragar las necesidades de la hermandad.

Escudo de la Hermandad

Galería Fotográfica

 

 

 

 

 

HERMANDADES: GERENA | SEVILLA | UTRERA