Gerena
Hermandad de la Soledad

HERMANDADES: GERENA | SEVILLA | UTRERA

PRIMITIVA REAL E ILUSTRE HERMANDAD Y COFRADIA DEL SANTO ENTIERRO DE CRISTO, NUESTRO SEÑOR DE LA PAZ EN SU RESURRECCIÓN GLORIOSA, NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD CORONADA Y SAN SEBASTIAN MÁRTIR, COPATRÓN DE LA VILLA DE GERENA (La Soledad)

Reseña Histórica

Establecida canónicamente en la Antigua Ermita de Santa María de la Asunción, y San Sebastián Mártir, copatrón de la villa de Gerena. Fue Hospital de transeúntes y pasajeros. Hoy conocida como Capilla de la Soledad en ésta villa de Gerena, contigua a la Iglesia Parroquial de la Purísima Concepción, reside la Antigua Hermandad de Nuestro Padre Jesús en el Sepulcro y María Santísima de los Dolores en su Soledad.

No queremos ignorar, a pesar del legado documental firmado por Don Fernando VII en nombre de la Reina Doña María Cristina de Borbón, y por Real Decreto de seis de Octubre de mil ochocientos treinta y uno, de la aprobación de las antiguas Reglas, habiéndose modificado las mismas en 1990 motivado por las Ordenanzas emanadas de la Autoridad Eclesiástica, promulgadas en 1985, y aprobadas por la Vicaría General del Arzobispado de Sevilla con fecha de 16 de Marzo de 1992, por las cuales se ha venido rigiendo hasta nuestros días, y que su renovación se acomete en éstas que presentamos a la Superior Jurisprudencia Eclesiástica. Podemos asegurar que aquellas primitivas según consta en nuestro libro de Reglas de 1832, en su pedimento de reconocimiento a los referidos estatutos se expresa: “…Muy Poderoso Señor = Nicolás Martínez de Ambitge, en nombre y virtud de Poder que en debida forma presentó Don Pedro Pereira, Clérigo de Menores, Don Manuel Delgado, Don Nicolás de Cáceres y demás comprendidos en él, Mayordomos, Alcaldes y Secretario de la Hermandad, Titulada de Nuestro Padre Jesús en el Sepulcro y María Santísima de la Soledad, establecida en la Hermita de Santa María, contigua a la Parroquia de la Villa de Gerena, Reyno de Sevilla, ante Vuestra Alteza, por el recurso que más haya lugar Digo: Que desde el año de mil seiscientos setenta y cuatro, se estableció la referida Hermandad con la aprobación correspondiente…”

Sabido pues, que los referidos estatutos ú ordenanzas a los que se hace mención, fueron establecidos con dicha fecha, ésta nos hace reflexionar que no debe tratarse del arranque de la vida de la Hermandad. El enclave de nuestra Capilla situada en el casco primitivo de la Villa y a la cual ya se hace referencia en el contrato de terminación de la Iglesia Parroquial “…contigua a la Hermita de Santa María…”, allá por el año del Señor de 1509, en el barrio del Vínculo, sobre los aledaños del Castillo de Gerena, ático de la campiña y el Aljarafe Sevillano.

Creemos con toda humildad, y sin que éstos datos deban llevarnos a la vanidad, pero sí a un contenido orgullo que nuestra Hermandad, ya contenía aprobación por el Ordinario Eclesiástico, viéndose como muchas otras a presentar sus ordenanzas después de lo acordado en el Sínodo Diocesano de 1586, siendo Arzobispo de Sevilla Don Rodrigo de Castro.

Dichos estatutos verían su nulidad por el Real Decreto de 1.783 y por el cual Carlos III, obligó a la formación de nuevas Reglas para su aprobación por el Real y Supremo Consejo de Castilla.

Llama poderosamente la atención la efigie de Nuestro Padre Jesús en el Sepulcro, figura Yacente articulada y cuyo principal culto, consistía en el Sermón del Descendimiento, para cuyo menester, era trasladado a la Iglesia Parroquial de la Concepción, en cuyo Altar Mayor quedaba instalado en sencillo y respetuoso calvario acompañado de las Imágenes de San Juan Evangelista y Santa María Magdalena hasta el momento de su Descendimiento, iniciándose procesión claustral hasta el lugar del Sepulcro para darle reposo. Costumbre medieval ésta, que en transmisión popular tuvo lugar en Gerena hasta finales de los años de 1940, en el que dado el mal estado de conservación de la Imagen del Cristo Yacente, la Hermandad optó por suprimir el Culto. Figura datada hacia 1700.

La Urna que guarda su cuerpo es única en su género, data del Siglo XVIII, según informe del IAPH de 1996. Como tesoro artístico, y ante el mal estado de conservación y consolidación, fue restaurada en el año 2009 por ésta Hermandad, conservando su estilo y arte primitivo.

Cuenta la Hermandad con la Imagen de Jesús Resucitado, talla de tamaño académico en actitud triunfante. Tiene potencias de plata sobre cabeza, porta en su mano izquierda en actitud de apoyo una cruz, y en la derecha, brazo en alto en postura triunfal. Es conocido por su pequeño tamaño como ¡El Niño! Su talla es anónima y su cronología se ignora, aunque debe situarse a partir de la segunda mitad del siglo XVIII. Procesionó por última vez en Semana Santa, el Domingo de Resurrección de 1988.
En la actualidad, la figura del Cristo en su Resurrección antes descrita, fue sustituida por una nueva talla donada por el escultor y pintor sevillano D. Antonio Dubé de Luque. Fue bendecida el 14 de octubre de 1989 bajo la advocación de Nuestro Señor de la Paz en su Resurrección Gloriosa. A pesar de ser una imagen de vestir, tiene todo su cuerpo tallado y policromado. El Señor procesiona junto con María Magdalena, del mismo autor y bendecida el día 13 de octubre de 1990, conformando así el misterio “Noli me tangere” <no me toques> del evangelio según San Juan (20:17).

“…en el lugar donde debía yacer el cuerpo de Jesús, Magdalena sólo vio a dos ángeles. Mientras lloraba la desaparición, aquélla que había ungido los pies del Señor, lo confunde con el encargado del huerto. Cuando la llama por su nombre se da cuenta que es Jesús. Al querer acercarse a él, el Señor la detiene diciendo: No me toques…”
Ocupando la hornacina superior del altar de nuestra Capilla, se encuentra la figura de San Sebastián (Copatrón de Gerena, Siglo XVI) apoyando su cuerpo sobre tronco arbóreo atado al mismo, y su cuerpo asaetado, representa la configuración de su martirio.

Pero, volvamos de nuevo a los testimonios que los tiempos han dejado con su paso en nuestra Hermandad; remoto en el tiempo, pero presente en la fe, en el simbolismo de los Caballeros de Santiago, preside desde el Remate-tragaluz que corona la cúpula de la bóveda de nuestra capilla, cada una de nuestras formas de ser y comprender la vida desconocida de nuestra Hermandad.

Sabido es, que durante el Reinado de Alfonso X el Sabio fue conquistada Xerena, dando el fruto apetecido, el sitio que a ésta le obligó su padre Fernando III. Ésta plaza pasó a los dominios de Pedro Cornejo Sandoval, y que al ser enajenada por Felipe IV en 1650, se le concedió a Pedro de Ursúa y Arizmendi (Caballero de Santiago) el título de Conde de Gerena y que dará lugar al Mayorazgo de ésta villa. Su patronazgo y protección alcanzó también a la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Sepulcro y María Santísima de la Soledad, y para muestra, la Cruz de la Real Orden que se levanta sobre la Capilla en consonancia con la existente en las Casas Capitulares de la Excelentísima Casa Bucareli, continuadores del Mayorazgo y Señorío de la Villa. Siendo un miembro de la ésta familia Virrey de Nueva España, dona a la Hermandad, bandeja de plata con caracteres de la Pasión, y en el centro el rostro de Ecce-Homo. En la bandeja de origen Azteca, figura la siguiente inscripción: “Ésta fuente es para la Virgen de la Soledad de la Villa de Ierenna, que la dio un devoto y que no puede ser vendida ni enajenada”

Hemos querido dejar para final de ésta breve reseña, el desarrollar en torno de María Santísima de la Soledad, imagen de singular belleza, encuadrada en las imágenes de candelero para vestir. Se la conoce en la comarca, popular y cariñosamente por “La Guapa”.

Contemplado éste bendito rostro se comprende fácilmente el porqué del adjetivo. Su mirada fija y penetrante, como si quisiera ahondar en el interior de sus hijos, finas facciones y un indescriptible rictus entre el dolor y la sonrisa, muestran sus cerrados labios.

Un eminente carácter frontal con tintes hieráticos, define la actitud de la Mater Dolorosa, otorgándole una singular majestad y elegancia. Las huellas del dolor casi no se asoman a su rostro, tan sólo un ligero estrabismo en la mirada, da la apetecida nota sufriente, cejas arqueadas, ceño sin fruncir y sonrosadas mejillas por las que no corren lágrimas. La iconografía representa: La Virgen al pié de la Cruz, tras la Crucifixión del Señor.

Es obra anónima Sevillana de la segunda mitad del Siglo XVII y aunque ha llegado a nuestros días con visibles alteraciones, no ha visto desvirtuadas sus caracteres fisonómicos, conservando las técnicas vigentes al remitirnos a los usos de la escuela hispalense de imaginería del Siglo XVII.

Con motivo del tercer centenario fundacional en 1974, el día primero de Septiembre y cerrando grandes fiestas en honor de Nuestra Madre y Señora de la Soledad, se depositó sobre sus sienes, presea de oro, donada y ofrecida por los hermanos de ésta Hermandad, siendo bendecida por Monseñor Montero Cuadrado, en representación de Don José María Bueno Monreal, Arzobispo de Sevilla.

La Virgen de la Soledad, concurrió con su presencia a la Exposición Mater Dolorosa, como homenaje de las Diócesis de Sevilla, Cádiz, Huelva y Jerez en el año Santo Mariano de 1988, celebrada en el centro social de la Caja San Fernando de Sevilla.

El día 29 de junio de 1999, festividad de los Santos Pedro y Pablo, el ahora Cardenal Fray Carlos Amigo Vallejo, reconoció por decreto que la Imposición de Corona a la Santísima Virgen de la Soledad, realizada el día 1 de septiembre de 1974 se consideraba como Coronación Canónica.

Es de reseñar el carisma que ejerce ésta Imagen sobre los hermanos de ésta Hermandad. Cualquier ruego a Dios, lo suplican a través de María de la Soledad, sus súplicas y peticiones son constantes de mediación entre Jesús su Hijo y el suplicante. Madre interceptora “La Guapa”, Madre de los Zurrasqueños, nombre por el que se conoce a los hermanos de “Arriba”, desde la fundación de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús en el Sepulcro y Nuestra Madre y Señora de la Soledad, hasta nuestros días.

Más de tres siglos, en la fe de Dios a través de su Madre.

alianzas con fenicios y griegos les posibilitó el comercio con los tartesios del sur de España.

Datos de la Hermandad

Nombre popular: Hermandad de la Soledad.
Carácter de la Hermandad: De penitencia.
Sede Canónica: Capilla de Santa María de la Asunción y San Sebastián (Capilla de la Soledad)
Sede Social: C/ San Sebastián,1. Código Postal 41860, Gerena (Sevilla)
Vicaría: Oeste
Arciprestazgo: Itálica
Presidente / Hermano Mayor: Manuel Álvarez García.
Hermanos: 850
Imágenes: Santísimo Cristo Yacente. Entro. Señor de la Paz y Ntra. Sra. De la Soledad Coronada. San Sebastián copatrón de Gerena.
Nazarenos: 150 aprox.
Túnicas: Cristo: túnica y capa negra y antifaz morada. Palio: túnica y capa blanca y antifaz morado
Paso Cristo: Misterio de la Resurrección. "Noli me tangere". María Magdalena encuentra a Jesús Resucitado.
Paso Virgen: La Virgen procesiona el Domingo de Resurrección con el palio y manto blanco. El sábado Santo con palio y manto burdeos.
Costaleros: 35 Cristo y 30 palio
Capataces: Cristo:Antonio José Rodríguez y Aux. Palio: Eco. JAVIER Marín Leal y Aux.
Música: Cristo. Agrupación Musical de Ntra. Sra. De la Encarnación de San Benito. Palio: Banda Municipal de Música de Gerena.
Flores: El Misterio de la Resurrección variedad de flores blancas. La Virgen con flores blancas

Lugares de interés: La salida y entrada. el encuentro de la Virgen con el Señor Resucitado.
Hora de salida / entrada: 8.30 a 14:30 horas

Entrevista al Hermano Mayor

Dejando aparte la singuralidad y devoción a los titulares ¿que nos puedes contar de tu hermandad que la hace peculiar y única?

La característica principal que hace única a esta Hermandad es que años alternativos procesiona de forma diferente. El Sábado Santo con un Cristo Yacente en una Urna con la Virgen en el Palio Burdeos y con una Banda de Música de Palio tocándole al Cristo marchas fúnebres. Al año siguiente procesiona con el Señor de la Paz en Resurrección. Ese día la Virgen va en Palio Blanco.

Muy a destacar es la enorme participación de nuestros hermanos en cada uno de los actos y cultos que llevamos a cabo. Destacamos por ser una Hermandad donde los hermanos se sienten bastante bien acogidos, todo eso redunda en una implicación total con nosotros.


De las tres columnas que deben sustentar una hermandad, que son Culto, Formación y Caridad cuéntanos un poco que estáis haciendo y vuestros  objetivos:
Uno de los pilares básicos de nuestra Hermandad es el Culto a nuestros Titulares, tanto externos como internos.
Podemos destacar:
Una Misa todos los sábados últimos de mes, con la recaudación íntegra para Cáritas,
El Septenario coincide con el Miércoles de Ceniza, se celebra un Vía-crucis con el Cristo Yacente fuera de la urna en el mismo sábado del septenario.
En octubre se celebra un Triduo con el Señor de la Paz, realizándose un Vía-Lucis.
El 15 de agosto se celebra un Triduo con la Asunción de la Virgen. 
Misa a San Sebastián como titular de la Hermandad.
Misa a María Magdalena.
Misa al Cristo Yacente en el mes de los Difuntos
Misa a los Hermanos Difuntos 
Misa de Resurrección 
En total son casi sesenta misas al año las que celebra esta hermandad.
En el tema de formación podemos destacar que en nuestra capilla se imparte la preparación para la catequesis por diferentes hermanos de nuestra Hermandad. Miembros de la Junta de Gobierno acuden de forma asidua a la Catequesis de Adulto que, a lo largo de todo el año, nuestro Director Espiritual imparte en nuestro pueblo.
Pensamos que una labor imprescindible de las Hermandades es la Caridad. La Hermandad destina como mínimo un 20% de las cuotas de los hermanos a obras de caridad, que se gestionan a través de Cáritas Parroquial.
Tenemos una cuota mensual a la Asociación Española Contra el Cáncer. Otra para ayuda a la drogodependencia a través de la Asociación Volver a la Vida. A estos últimos le ayudamos en unos campamentos de verano donde llevan a pequeños.
La asociación de discapacitados (AGEDIS) recibe donativos y además una Chocolatada Solidaria donde todo lo que se recauda es para ellos.
Anualmente, aportamos ayuda económica a un colegio de Brasil que es dirigido por una paisana de Gerena, el proyecto APOEMA.
Colaboramos también con una entidad de sordos-ciegos local (APASCIDE).
Puntualmente, y una vez estudiado detenidamente cada caso, aportamos ayuda a personas con necesidades urgentes de carácter básico (agua, luz, etc)
También salimos dos veces, hermanos y hermanas por separado a pedir por las casas de la localidad, conocida como “La pedía”, para poder sufragar todos los gastos y ayudas que brinda la hermandad.


¿En qué medida habéis notado la crisis económica que estamos padeciendo y cuales han sido las acciones que habéis emprendido?:
Esta Junta de Gobierno empezó su andadura en los momentos más difíciles de la Crisis económica y hemos tenido que adaptarnos a la problemática existente.
Los donativos de nuestros hermanos bajaron, algunos dejaron de pagar las cuotas pro problemas económicos, la recaudación en las misas bajó bastante. Lógicamente  ha afectado de forma negativa.
Los gastos básicos para mantener nuestra Hermandad los hemos ajustado al máximo, pero la austeridad en los gastos superfluos ha sido bastante fuerte. A los hermanos que han presentado problemas en las cuotas los hemos mantenido sin darlos de baja lógicamente. Al mismo tiempo hemos tenido que incrementar los gastos en Caridad.


Pregunta Libre
Quisiéramos destacar que La Virgen de la Soledad de Gerena está coronada desde el año 1974. Es la tercera imagen de pasión (no de gloria) que se coronó en la provincia de Sevilla, primero fue la Virgen de la Amargura en el año 1954, después la Esperanza Macarena en el año 1964 y la Virgen de la Soledad de nuestra Hermandad en el 1974, siendo la primera en la provincia, fuera de la Capital.

Decreto Coronación Canónica Ntra. Sra. de la Soledad de Gerena

 

Galería Fotográfica

img src="Soledad/Hdad_Soledad_Gerena-27.jpg" width="950" height="713" class="img-responsive" "img-blog" />

HERMANDADES: GERENA | SEVILLA | UTRERA